Seguidores

sábado, 29 de octubre de 2011

Simplemente el placer de escribir

Ayer mientras intentaba conciliar el sueño con los ojos envueltos en lágrimas pensé en mi vida...
¿Estaré haciendo las cosas bien? me cuestioné en voz baja... mi cabeza dejo a un lado los sueños y comenzó a hacer  algo que no solía practicar, el realismo.
Mi corazón suspiraba intentando romper con todo lo que hasta ahora había crecido en su interior y llorando una vez mas comprendí que estaba cansada de luchar, sí, lo entiendo, suena extraño, doloroso, suena... a fracaso.
Pero no, no es así, la derrota es demasiado fácil y no suelo ser  de las que se hunden en el abismo y no resucitan al albor y así, venciendo al dolor y saliendo a flote de nuevo, después de horas en las que la luna tubo que soportar mi llanto, amaneció y el sol se encargó de  secar  mis lágrimas y con él, recuperé la fuerza que deseaba  para esbozar una ligera sonrisa a las personas que esperan comprensión, fuerza y coraje de mi persona.
Recordando momentos  de otrora, llegó un soplo de aire freso a mi corazón "el perdón" y  entonces fue cuando pensando con claridad me di cuenta de mis múltiples errores y me perdoné a mi misma, algo que pocas veces solía hacer y que recompuso las piedras que  me mostrarían la dirección correcta que debía seguir para avanzar en mi paseo hacia la felicidad.
No consistía en borrar los errores, ni siquiera en olvidarlos, solo en perdonarlos y eso era lo que debía hacer, empezar otra vez de cero, como si el miedo no me hubiera cegado y la frustración no me hubiera echo torpe e ingenua y así llegue a  la  paz espiritual que tantas veces deseamos en nuestras vidas, cansada de luchar contra mis fantasmas, vencí al dolor y a la opresión que ellos suponían y empecé de nuevo.
Muchas personas intentaron abrirme los ojos pero no quise escucharles, llegaron a agredirme en busca de un cese en el contexto inadecuado y hoy por primera vez cuando cesó el ruido, me encontré sola, vacía y dolida, entonces, me eximí a mi misma.



5 comentarios:

  1. que bonito, da mucha fuerza, seguir adelante y saber controlar los momentos en que nos va peor es muy dificil pero tb muy importante y posible.
    mil besos J

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta entrada, siempre vale la pena visitar tu blog. Me encanta y siempre me gustaran tus entradas. Pasate por el mio si quieres, he escrito un relato, esperando que te guste. Te mando un beso enorme! http://rafael1garcia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. No sabes lo feliz que me has hecho sentir dejando tal comentario. Te estoy muy agradecido por ello, gracias a personas como tu que sienten lo que escribo, la poesia que cuento, en mi vida tiene mucho sentido y eso es oro para mi. Siempre tus opiniones me han llenado de alegria y una vez mas, lo has vuelto hacer... Muchisimas gracias! Te mando un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Hola! encontré tu blog por casualidad y me ha encantado el texto, yo cuando me siento así y miro a mi alrededor me doy cuenta de que hay gente q lo tiene mucho peor que yo y nada.. que la vida son 2 suspiros y hay que aprovecharlos al maximo, la vida no siempre te va a sonreir y por eso hay que echarle mucha fuerza.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tu blog(:
    Te sigo! espero que te pases por el mio
    http://adelantehacialalunadondequieraqueeste.blogspot.com/
    un besoo!

    ResponderEliminar